investigaciones medicas

Avances en la cura y mejora de tratamientos de la diabetes con Células Madres.

Según la Organización Mundial de la Salud, hay más de 347 millones de personas con diabetes y se prevé que las muertes por la enfermedad se dupliquen el 2030.La Federación Internacional de Diabetes estima que en los próximos años, el 55% de la población adulta sufrirá esta enfermedad, primera causa de ceguera y mutilación de extremidades a nivel mundial.Cetna Skorin, gerente general de BiosCell,primer y único Banco Biológico de Células Madres Multipotenciales Expandidas de

 

Multitejido de Latinoamérica, señala que una de las áreas en las que se están desarrollando innovadoras terapias con Células Madres es la diabetes ya que “es una enfermedad que puede ser curada a través de XXX… ”

En Chile hay investigadores que están avanzando en el tema a través de un estudio llamado “Administración intravenosa de Células Madre Mesenquimáticas alogénicas contribuye al tratamiento de pacientes con Diabetes Mellitus Tipo 1“, lo que no se trata de la búsqueda de una cura, sino que de un tratamiento no farmacológico a la enfermedad.

En términos muy simples, el modelo, que ya ha sido probado en animales y cuenta con una serie de papers publicados y ha sido replicado por otros laboratorios en el mundo, consiste en obtener células madre de un donante de médula ósea (no necesariamente familiar del receptor), luego estás células son “cultivadas” en el laboratorio para finalmente inyectarlas al paciente y observar el comportamiento de sus glicemias con posterioridad al procedimiento. (CULTIVADAS? SIGNIFICA MULTIPLICADAS?)

Los científicos a cargo de la investigación, llevado adelante por la Facultad de Medicina Clínica Alemana – Universidad del Desarrollo, explicaron que cuando comenzaron con el trabajo no sabían verdaderamente cuál sería el efecto de inyectar las células madres, pues como tienen entre sus características el ser precursoras de distintos órganos, podían perfectamente convertirse en células beta (las células productoras de insulina en el páncreas) pues esa sería la deficiencia que deberían “detectar” en el cuerpo del paciente. Sin embargo, al comprobar con nuevos estudios qué había ocurrido con estas células, notaron que finalmente se comportaron como inmunomoduladores, es decir mejoraron el sistema inmune del paciente permitiendo que la destrucción de células beta se detuviera, lo que originó la aparición de nuevas células beta y por ende la producción de insulina.

Al otro lado de la cordillera, investigadores argentinos lograron crear cúmulos de células del páncreas, y reconstituir su función de producir la hormona insulina y su complementaria, el glucagón.

La diabetes se genera cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el cuerpo no puede utilizarla eficazmente, por lo que a partir de células madres provenientes de la grasa lograron crear estos cúmulos, logrando por primera vez, a través de ingeniería celular, que células del páncreas vuelvan a producir insulina, lo que constituye un avance clave para un futuro tratamiento contra la diabetes.

El descubrimiento fue realizado por el Centro de Investigación en Ingeniería de Tejidos y Terapias Celulares de la Universidad Maimónides, de Buenos Aires, dedicado a la reconstrucción de órganos con el objetivo de reemplazar los que faltan o suplir los que tienen alguna insuficiencia.

Los investigadores señalan que el logro radica principalmente en que todos esos elementos “se pueden obtener del mismo paciente que va a tratarse, así se pueden evitar complicaciones o rechazos derivados de los trasplantes” que actualmente se realizan.

En México y con la misma tecnología utilizada para trasplantar médula ósea a pacientes con leucemia, el Hospital Universitario de Monterrey realiza una investigación con células madre para revertir la diabetes tipo 1, a través de transfusiones de estas células —también llamadas troncales— y de un tratamiento médico para reprogramar el sistema inmunológico.

“Lo que hacemos es tratar de cambiar el sistema inmune con medicamentos y con la transfusión de las propias células madre del paciente”, explica el endocrinólogo Fernando Javier Lavalle. “Es un autotransplante de células troncales que permite controlar la inmunidad y regenerar el tejido inflamado del páncreas”.

Más al norte, científicos de la U. de Illinois lograron por su parte avanzar hacia la cura de esta enfermedad, lo que ha sido descrito como un hito: a través de una terapia con células madre obtenidas de cordón umbilical, lograron que 15 pacientes con diabetes tipo 1, del Hospital Militar General del Mando de Jinan, dejaran de padecer la enfermedad, lo que abre nuevas esperanzas para una cura definitiva.

La terapia no sólo terminó con la autodestrucción de las células pancreáticas, también consiguió que éstas se regeneraran, reiniciando la funcionalidad del páncreas, lo que significó que los pacientes redujeran dramáticamente las inyecciones de insulina y que puedan dejarlas definitivamente a futuro, lo que depende, más que del éxito de la terapia, de los protocolos clínicos.

Todo esto señala Skorin ha traído un gran interés de guardar Células Madres en bancos especializados en ello, en la espera de más avances en este tema que afecta a gran parte de la población de tercera edad.