salud en chile

Células madres revolucionan recuperación en traumotología

Para  los corredores y  todos los deportistas en el mundo , les contamos que  las lesiones más frecuentes son los desgarros musculares y las tendinopatías produciendo largos períodos de convalecencia y recuperación. En este momento cualquier tecnología que apunte a disminuir estos tiempos y mejorar la calidad del tejido reemplazante del dañado se define como de gran utilidad y prioridad.

  • Una de las tres aceptaciones en terapia celular validadas por la Sociedad Internacional de Investigación en terapia celular es en cartílagos (cartílago, cornea y piel).
  • BiosCell es el único banco de Latinoamérica que permite tener células madres expandidas, disponibles en forma inmediata frente a una emergencia clínica y a lo largo de toda la vida de una persona.
  • El laboratorio, que obtiene células madres de diversos tejidos como médula ósea, tejido adiposo, dientes de leche o músculo, cuenta con tecnología de punta y una inversión de 5 millones de dólares.

La revolución que significó en el mundo entero hace algunos años la posibilidad de preservar células madres, ha repercutido en nuestro país fuertemente en el último período con la inauguración de modernos bancos y con aplicaciones exitosas en distintos ámbitos, pero en especial en el campo de la traumatología, específicamente en medicina regenerativa y deportiva. El uso de terapias de células madres para el tratamiento de lesiones traumatológicas en deportistas de alto nivel es definido como “al borde de una revolución” por Rodrigo Mardones, médico Traumatólogo y presidente de BiosCell. “Esto, ya que la terapia con células madres potencialmente podría agregarse en el arsenal terapéutico que permite recuperar lesiones en un menor lapso de tiempo, eventualmente sin secuelas ni cicatrices, evitando detener la carrera del deportista”, afirma el especialista. Los corredores de élite y deportistas en general siempre han estado muy expuestos a las lesiones de cartílago y tendones, por lo que contar con células almacenadas y expandidas sería una buena alternativa de tratamiento para estas lesiones. Esto es precisamente lo que ofrece BiosCell, único banco de Latinoamérica que permite tener células madres expandidas, disponibles en forma inmediata frente a una emergencia clínica y a lo largo de toda la vida de una persona. Un ejemplo auspicioso, señala el doctor Mardones, son las pruebas en que usaron células madres para el tratamiento de las lesiones condrales de la rodilla, las cuales no registraron efectos adversos, y los resultados de tejido definitivo -incluso en lesiones importantes- son muy promisorios, aunque aún con poco tiempo de seguimiento.

De hecho, es en el cartílago donde se ha dado una de las tres aceptaciones en terapia celular como terapia validada por la SociedaFoto-1d Internacional de Investigación en terapia celular (cartílago, cornea y piel). Y aunque sorprenda,  más allá de los deportistas y a nivel general de nuestra población, las lesiones de cartílago (cadera, rodillo y tobillo) están dentro de los problemas traumatológicos más comunes en nuestro país.

Fue en junio del 2013 cuando se inauguró en nuestro país BiosCell, primer y único a nivel Latinoamericano,  Banco Biológico de Células Madres Multipotenciales Expandidas de Multitejido. Avance trascendental en el área de la salud, al permitir ampliar a distintos tejidos la obtención de las células madres y masificar los alcances de esta biotecnología, como terapia regenerativa al servicio de la protección de la vida.

Adicionalmente, lo revolucionario es que, a partir de la operación en Chile de este Banco, las células madres se pueden obtener a cualquier edad y  utilizarlas a lo largo de toda la vida de la persona. Es decir, toda la familia puede preservar sus células madres, a diferencia de los servicios tradicionales que hoy están disponibles únicamente para recién nacidos.

BiosCell se define como un Banco Multitejido, ya que obtiene células madres de diferentes tipos de fuentes, no solamente del cordón umbilical sino también de pulpa dental, médula ósea y tejido adiposo, siendo esta última fuente un procedimiento que no demora más de una hora y que se realiza en forma extremadamente rápida y simple.

Otro aspecto diferenciador y novedoso de la nueva tecnología de BiosCell, es que las células madres son criopreservadas expandidas en un gran número (aprox. 50 millones), proceso que empíricamente ofrece las mayores probabilidades de éxito ante una necesidad clínica inmediata y que hace posible su uso en forma rápida ante una emergencia médica o patología aguda.

Los campos de aplicación, claramente, no están presentes sólo en traumatología, sino que en otras patologías y en episodios agudos, tales como infartos cardíacos o accidentes encefálicos, patologías que no pueden esperar a la obtención y expansión de las células en el momento del evento.

“Adicionalmente, una sola muestra puede utilizarse varias veces a lo largo de la vida debido a que se pueden re-expandir a millones de células, según la necesidad de la persona”, explicó Pablo Valenzuela, director de BiosCell, reconocido mundialmente como uno de los científicos que más ha aportado al desarrollo de la investigación aplicada y biotecnología, tanto en nuestro país como internacionalmente (Premio Nacional de Ciencias Aplicadas, 2002).

“Esto era impensable, dado que las células madres se demoran cerca de 90 días en multiplicarse en el laboratorio para su aplicación en un protocolo clínico. Nosotros las criopreservamos con el proceso de expansión ya concluido y listas para ser usadas”, añadió el connotado científico, quién anticipó que BiosCell  proyecta construir próximamente el primer Biobunker en Chile, protegido ante catástrofes, que contará con los mejores sistemas de seguridad y mantención.

“Esto marca un hito en el almacenamiento de Células Madres, ya que las muestras tomadas a personas de cualquier edad se procesan y almacenan en Chile y están disponibles en un plazo de pocas horas para ser utilizadas de forma inmediata ante una emergencia clínica”, explica Valenzuela.  Paralelamente, y por ser este un Banco multitejido, una misma persona tiene la oportunidad de guardar células madres de distintos tejidos en diferentes períodos de su vida, según las necesidades y/o requerimientos terapéuticos que se vayan desarrollando en el transcurso de la misma.