Chile avanza en el desarrollo de vacunas para derrotar el cáncer

Por estos días se realiza el congreso Latinoamericano de Inmunología en Viña del Mar donde han expuesto los avances en nuevas vacunas, investigaciones y  los resultados de la experimentación  que han tenido a nivel global.
El cancer es una enfermedad que esta en los top de índices de mortalidad y por lo tanto es una de las principales tareas por investigar y desarrollar alguna cura contra ella, por parte de la comunidad médica.
Respecto al temido cancer, las investigaciones están orientadas a reforzar y desarrollar el sistema inmune y las defensas propias del cuerpo con relación las células dendríticas que tienen como misión ser un mecanismo de alerta frente a tumores, por lo tanto se convierten en un objeto de estudio principal para el desarrollo de vacunas, sobretodo en nuestro pais.

Una de las dificultades es que como las vacunas buscan generar una respuesta inmunológica que ataque los tumores, se generan redes complejas de células que frenan esa respuesta inmune. Por alguna razón que se desconoce, el sistema inmune de estos pacientes deja de reconocer las células tumorales y, por lo tanto, no las ataca, permitiendo que se propaguen sin freno.

Por ello, “la ciencia trabaja actualmente en la combinación de terapias que, por un lado, quiten el freno a la respuesta inmune y, por otro, generen respuestas inmunológicas potentes y efectivas”, advierte el doctor Flavio Salazar, del Programa de Inmunología del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile y uno de los responsables de una vacuna completamente desarrollada en el país para tratar el melanoma (cáncer de piel) avanzado.

La vacuna se ha probado en más de 150 pacientes y ha logrado aumentar al doble su expectativa de vida, sin efectos secundarios.

Resultados positivos también ha mostrado en el extranjero una vacuna contra el cáncer de pulmón, que se estima debiera estar disponible en el corto plazo. Probada en 1.300 pacientes, se observó que aumenta la sobrevida de 13,3 a 30,6 meses, según datos presentados en el último Congreso Anual de la American Society of Clinical Oncology, y que también serán discutidos en el Congreso Latinoamericano de Inmunología, que se realiza en Viña del Mar y que preside el doctor Salazar.

La gran virtud de estas terapias, pero también el principal problema para su masificación, es que son personalizadas. “Cada cáncer tiene una biología distinta según el paciente”, precisa el doctor Steinman, de visita en Chile para participar en el congreso y en dos simposios organizados por el Biomedical Research Consortium y el Núcleo Milenio, y Clínica Las Condes.

Lo anterior también dificulta la posibilidad de hacer estudios clínicos y comparativos, para comprobar los beneficios y efectos de estas vacunas.

Pese a ello, los expertos concuerdan en que las terapias personalizadas marcan la tendencia, ya que se basan en la posibilidad de que las propias defensas del organismo sean capaces de atacar las células tumorales, sin destruir los tejidos sanos.

También contra el sida

El doctor Ralph Steinman también trabaja desde hace cuatro años en el desarrollo de una vacuna contra el VIH, junto a investigadores de la Rockefeller University y el apoyo financiero de la Fundación Bill Gates. El trabajo se basa en la supresión de la actividad de las células dendríticas. Se sabe que el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) se introduce en estas células para alcanzar los ganglios linfáticos, donde infecta y elimina otras células protectoras, facilitando la expansión del virus que lleva al desarrollo del sida.

Vía.